martes, 25 de julio de 2017

Formando Hijos. 1 Crónicas 22.

AUDIO     
El sueño de muchas mujeres y muchos hombres es llegar a tener un hijo. Pero tener un hijo es mucho más que tan solo criarlo. A un animalito solo lo podemos criar pero aun hijo no Basta con criarlo es necesario formarlo.
Un artesano es capaz de darle forma a un pedazo de barro. Pero para que lo que va a formar se algo hermoso es necesario que él sepa que es lo que quiere lograr. Para formar a nuestros hijos es necesario que sepamos qué es lo que queremos hacer con ellos
Pero para saber qué debemos hacer con nuestros hijos es necesario preguntárselo a quien los hizo, es decir a Jehová Dios. Jueces 13: 8 “Entonces oró Manoa a Jehová, y dijo: Ah, Señor mío, yo te ruego que aquel varón de Dios que enviaste, vuelva ahora a venir a nosotros, y nos enseñe lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer.”
Como formar a nuestros hijos.
1. Mira la magnitud de lo que quieres o de lo que ha de llegar a ser tu hijo. V 5 b “, y la casa que se ha de edificar a Jehová ha de ser magnífica por excelencia, para renombre y honra en todas las tierras;” dependiendo del futuro que veamos en nuestro hijo así será el esfuerzo y la dedicación.
2. Mira las falencias de tus hijos para poderles ayudar a fortalecer sus debilidades. V 5 a “Y dijo David: Salomón mi hijo es muchacho y de tierna edad,”
3. Decide ayudar no basta con que te lamentes de las deficiencias de tus hijos, es necesario que nos propongamos ayudarles a superarse. V 5 c “ahora, pues, yo le prepararé lo necesario. Y David antes de su muerte hizo preparativos en gran abundancia
4. No le quites las responsabilidades a tus hijos. No se trata de que tú le hagas las cosas que él tiene que hacer porque de esta forma lo único que estarás criando es a un inútil y sobre todo a un mediocre. V 6 “Llamó entonces David a Salomón su hijo, y le mandó que edificase casa a Jehová Dios de Israel” nuestra labor como padres es entrenarlos para las batallas de la vida. Salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra;
5. Dale razones para actuar. Estimúlalo a ser un vencedor. V 7-10 “Y dijo David a Salomón: Hijo mío, en mi corazón tuve el edificar templo al nombre de Jehová mi Dios. 
22:8 Mas vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Tú has derramado mucha sangre, y has hecho grandes guerras; no edificarás casa a mi nombre, porque has derramado mucha sangre en la tierra delante de mí. 
22:9 He aquí te nacerá un hijo, el cual será varón de paz, porque yo le daré paz de todos sus enemigos en derredor; por tanto, su nombre será Salomón, y yo daré paz y reposo sobre Israel en sus días. 
22:10 El edificará casa a mi nombre, y él me será a mí por hijo, y yo le seré por padre; y afirmaré el trono de su reino sobre Israel para siempre.
6. Bendícelo declara siempre cosa buenas. Míralo hoy como quieres que sea en el futuro. Recuerda que las palabras tienen poder. V 11 “Ahora pues, hijo mío, Jehová esté contigo, y seas prosperado, y edifiques casa a Jehová tu Dios, como él ha dicho de ti.
7. Condúcelo por el camino de cristo, es la mejor herencia que le puedes dejar. V 12-13 “Y Jehová te dé entendimiento y prudencia, para que cuando gobiernes a Israel, guardes la ley de Jehová tu Dios.  22:13 Entonces serás prosperado, si cuidares de poner por obra los estatutos y decretos que Jehová mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate, pues, y cobra ánimo; no temas, ni desmayes.
8. Haz que valore lo que tienes, hazle entender que lo que has logrado ha sido el resultado de mucho esfuerzo. V 14 “He aquí, yo con grandes esfuerzos he preparado para la casa de Jehová cien mil talentos de oro, y un millón de talentos de plata, y bronce y hierro sin medida, porque es mucho. Asimismo he preparado madera y piedra, a lo cual tú añadirás.” solo si el entiende que las cosas cuestan cuidara lo que tú le heredes o te ayudara a cuidar lo que hoy tienes.
9. Motívalo para que  actué. Estimúlalo a dejar la pereza. V 16 “Del oro, de la plata, del bronce y del hierro, no hay cuenta. Levántate, y manos a la obra; y Jehová esté contigo.” delégale responsabilidades en la casa solo así aprenderá a ser útil el día de mañana y no terminaras en la pobreza por Gastar tus bienes en un haragán.
10. Relaciónalo con personas de coraje. Recuerda que con quien andemos depende también lo que logremos. Nuestras amistades tarde o temprano terminan influenciándonos para el  éxito o nuestro fracaso. V 19 “Poned, pues, ahora vuestros corazones y vuestros ánimos en buscar a Jehová vuestro Dios; y levantaos, y edificad el santuario de Jehová Dios, para traer el arca del pacto de Jehová, y los utensilios consagrados a Dios, a la casa edificada al nombre de Jehová.
Tener un hijo es mucho más que criarlo y darle todo lo necesario para que viva bien. Nuestra labor de padres es formarlos, guiarlos y prepararlos para las batallas de la vida.