martes, 25 de julio de 2017

Preparando Hijos Triunfadores. Deuteronomio 8.

 Triunfador no es solo el que tiene dinero o el que consigue fama. Una persona triunfadora es aquella que es capaz de vivir bien en cualquier circunstancia de la de la vida. Sabe vivir bien cuando tiene mucho o cuando tiene poco. Las personas triunfadoras se las conoce en lo poco, más que en lo mucho. con abundancia de recursos cualquiera puede decir que si se puede. Pero solo con lo poco se puede comprobar que si se puede. Filipenses 4: 12 “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.” Jehová Dios no solo quería rescatar a su pueblo de la esclavitud también quería prepararlos para que sean un pueblo triunfador en todo lo que hiciera. Muchos de los cristianos que se las dan de espiritualistas rechazan cualquier idea que tenga que ver con prosperidad o vivir bien. El dinero no es malo lo malo es el amor al dinero y la fama. Como hacer de nuestros hijos unos hijos Triunfadores. 1. Enséñales a ser Obedientes a Dios a sus principios y a las normas aquí en la tierra. V 1 “Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres.” ser obedientes a las normas es ser ordenados en todo lo que hacemos. 2. Enséñales a Carecer de algunas cosas. V 2 “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.” hay muchachos que no juegan su deporte favorito porque no tienen los implementos que sean de marca. Enséñales a vivir con la falta de…. No le cambies las verduras por una piza, una hamburguesa o por lo que más les guste. 3. Prepáralos para sufrir. V 3 “Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, más de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre” Si no quieres que sufran prepáralos para sufrir. Nosotros no podemos evitarles todos los sufrimientos a nuestros hijos. 4. Corrige a tus hijos solo así serán personas triunfadoras. V 5 “Reconoce asimismo en tu corazón, que como castiga el hombre a su hijo, así Jehová tu Dios te castiga.” hoy en día muchos padres son demasiado complacientes. El cristianismo falso hace creer a la gente que Dios es solo amor y que él no corrige. 5. Enseña pautas claras. Solo las normas hacen que se viva en orden. V 6 “Guardarás, pues, los mandamientos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y temiéndole.” tus hijos deben saber cómo y cuándo hacer las cosas a qué horas se almuerza, se acuesta o se levantan. Esto no es tiranía. 6. Concientízalos de que lo que haces es para prepararlos para que puedan manejar lo que van a recibir. V 7-10 “Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; 8:8 tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; 8:9 tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre. 8:10 Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado.” Dios les estaba enseñando a administrar toda la tierra que les iba a dar. 7. Enséñales a ser agradecidos. V 12-14,17 “no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, 8:13 y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; 8:14 y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza.” las personas agradecidas son serviciales. Educa a tus hijos para el servicio. Enséñales a tender la cama, lavar la loza etc. 8. Enséñales a poner a Dios en primer lugar. V 18 “Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.” debemos entender que si tenemos prosperidad o riquezas es por la misericordia de Dios y no por nuestra capacidad. 9. Enséñales que el alejarse de Dios o el hacer las cosas mal genera malas consecuencias. V 19-20 “Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis. 8:20 Como las naciones que Jehová destruirá delante de vosotros, así pereceréis, por cuanto no habréis atendido a la voz de Jehová vuestro Dios.” Recuerda que el que tus hijos sean unas personas triunfadoras solo depende de ti y de la misericordia de Dios. Dedica tiempo a pasar con tus hijos, trátalos con mucho amor, enséñales a ser respetuosos, esforzados, ora mucho por ellos y tendrás hijos triunfadores.