martes, 25 de julio de 2017

Una Relación Feliz. Salmos 28-29.

AUDIO      
La mayoría de los analistas empresariales coinciden en que el conocimiento es la base fundamental para lograr el éxito.
El conocimiento interno es decir el saber cómo funciona la empresa y el conocimiento externo lo que tiene que ver con el mercado incluyendo lógicamente a los clientes.
Se habla mucho de un posicionamiento en el mercado y de la segmentación del mismo.
Que en el mundo de los negocios se hable de todo esto es muy común e indispensable. Pero que se hable de esto en la familia o en nuestra relación de pareja es lo que a muchos no les parece normal y mucho menos indispensable.
En los salmos 28 y 29. David nos está hablando de una perfecta relación con su amado Dios. David es un adorador de corazón eso quiere decir que el ama a Jehová tal como es también el deseo de Jesucristo. Juan 4: 23 “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.
El deseo de Jehová también es que todo el mundo lo amemos con todo nuestro corazón y con todas nuestra fuerzas. Deuteronomio 6: 5 “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
En estos salmos nos habla de la relación con Dios pero podríamos también aplicarlo a nuestra relación con nuestra familia en especial con nuestra pareja.
Como tener una buena relación con nuestra pareja o familia.
1. No ignorando a nuestra pareja o a los demás. 28: 1 “A ti clamaré, oh Jehová. Roca mía, no te desentiendas de mí, Para que no sea yo, dejándome tú, Semejante a los que descienden al sepulcro.” para David el que Dios lo ignore era lo mismo que estar muerto. Lo que más le cuesta superar al ser humano es el rechazo. Muchos han cometido errores por el afán de ser aceptados por los demás.
2. Practicar el arte de Escuchar. V 2 “Oye la voz de mis ruegos cuando clamo a ti, Cuando alzo mis manos hacia tu santo templo.” lo que más alegraba a David era saber que Dios lo escuchaba. Cuando una persona esta angustiada lo que más desea es que alguien le escuche y no que le dé cantaleta.
3. Debo disfrutar la compañía del ser amado. V 7 “” David no solo buscaba a Dios por interés de un milagro, él lo buscaba porque disfrutaba de su presencia. ¿Tu porque acudes al templo? ¿Para deleitarte en Jehová salmo 37: 4 “Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
”? o solo para pedir un milagro.
Los estadios se llenan en las campañas de sanidad. Pero quedan vacíos cuando se trata de solo leer la palabra de Dios es decir cuando se trata de escuchar a Dios.
Como Enamorarme de mi pareja o de mi familia.
1. Reconocer las cualidades de los demás. 29: 1 “Tributad a Jehová, oh hijos de los poderosos,
Dad a Jehová la gloria y el poder.
” reconoce que tu esposo o esposa además de defectos también tiene cosas hermosas para resaltar. La vecina cada vez se enamora del vecino porque en él ve solo cosas hermosas. La esposa cada vez se enamora menos porque en el esposo solo ve defectos o cosas malas.
2. Valorar el Arte de la Conversación. Para David la palabra de Dios tenía mucho poder a través de ella puede dominar toda la creación. 29: 3-9 “Voz de Jehová sobre las aguas; Truena el Dios de gloria, Jehová sobre las muchas aguas. 29:4 Voz de Jehová con potencia; Voz de Jehová con gloria.
29:5 Voz de Jehová que quebranta los cedros; Quebrantó Jehová los cedros del Líbano…..” los sistemas modernos de comunicación tales como el internet y el celular en lugar de unir a las familias cada vez las separan más. Obviamente esto no es culpa de la tecnología. La culpa es el mal uso de ella.
Muchas parejas están a punto de destruirse porque cada día hablan menos. Gritar no es hablar. El hablar no solo nos permite llegar a acuerdos. A través de hablar y escuchar podemos enamorar a los demás.
David en el salmo 29 nos habla de una tormenta pero también nos dice que Dios es experto en darnos paz en medio de la tormenta. V 10-11 “Jehová preside en el diluvio, Y se sienta Jehová como rey para siempre. 29:11 Jehová dará poder a su pueblo; Jehová bendecirá a su pueblo con paz.
David en este salmo no dice que Jehová quita la tormenta lo que dice es que Jehová preside, dirige o gobierna en la tormenta. Solo Jesucristo puede darnos esa verdadera paz en medio de nuestras tormentas. Cada persona tiene una tormenta diferente para unos su tormenta es su pareja, para otros las enfermedades o la falta de dinero.
Una buena relación con Dios y con nuestra familia hace que tengamos paz en medio de las diferentes tormentas que podemos vivir cada día cuando se nos presentan problemas de toda índole.