miércoles, 2 de agosto de 2017

Problemas en el Matrimonio. 1 Corintios 7.


Los problemas hacen parte de la vida del ser humano. Jesucristo nunca negó que en este mundo tendremos dificultades. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Y el matrimonio no es la excepción pablo dice que en el matrimonio es normal que tengamos problemas. 7: 28 “Mas también si te casas, no pecas; y si la doncella se casa, no peca; pero los tales tendrán aflicción de la carne, y yo os la quisiera evitar.
Por eso pablo se atreve a recomendar que es mejor no casarse. V 8-9 “Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo;
7:9 pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando
.

Los jóvenes que aún no se han casado sería bueno que primero se organicen ahora que todavía tienen tiempo, ya en casados es difícil que puedan progresar. V 32-33 “Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; 
7:33 pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer.
Uno de los graves problemas sociales que enfrentamos hoy en día no solo es la violencia en las calles o los problemas de narcotráfico. El mayor problema social está en la descomposición de los hogares. Cada día hay más divorcios o matrimonios en crisis.
Si queremos organizar la sociedad primero debemos organizar la familia. El problema es que la mayoría de los países invierten mucho dinero en querer acabar con la violencia en las calles. Pero no invierten muy poco en la restauración familiar. Esto es como querer apagar un incendio atacando las llamas y no la base del incendio es decir su origen.
El origen de los problemas en la sociedad está en las familias. Si invertimos en restaurar familias no tendremos que invertir en corregir o castigar a la sociedad.
Como resolver los Problemas en el Matrimonio.
1. No descuides la parte sexual. V 3-5 “El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.  7:4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.  7:5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. 
                     1.1. Busca un Tiempo adecuado solo para los dos. No dejes que las ocupaciones o el atender el hogar te alejen de tu pareja.
                     1.2. Quita todo tipo de distracción. Tales como la televisión o la excusa de los niños.
                    1.3. Vístete de manera Adecuada para la ocasión, deja a un lado los mata paciones. Gorra, medias de lana y mascarilla para la cara.
                     1.4. Ten cuidado de tu higiene personal. No hay nada más desagradable que estar con una persona que huele a todo menos a bueno.
2. Busca solución a tus Problemas. La solución no siempre es la separación. V 10-11 “Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; 
7:11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.” los problemas se originan por diversas causas cada pareja tiene un problema diferente. Pero no hay problema que con un buen tiempo de diálogo y la orientación del espíritu santo no se pueda solucionar.
3. Creyendo que la unión en la pareja es lo que santifica a los hijos. V 14 “Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.” como cristianos es nuestro deber luchar siempre por la unidad del hogar. Si el hogar se destruye que no sea por tu causa. V 15 “Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.
4. No dejando que la ira sea por mucho tiempo. Efesios 4: 26 -27 “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,  4:27 ni deis lugar al diablo.” cuando la ira se extiende por mucho tiempo nos lleva a pecar. Nuestro corazón se endurece y tomamos malas decisiones.
5. Identifica los motivos de los conflictos.Muchos de nuestros problemas se originan por nuestra mala actitud. La Falta de Cooperación en el cuidado de la casa  también causa problemas.
6. Reconozcan los errores de pareja para poderlos solucionar
7. Evita la Monotonía. Las mismas cosas. Cambia de actividad.
8. Invierte tiempo a tu familia. Cuanto tiempo le dedicas a los proyectos de tu empresa o negocio. Cuanto tiempo le dedicas a preparar la predicación que tienes que hacer en la iglesia. Tan solo con la mitad de ese tiempo bastaría para que tu hogar funcione perfectamente.

Recuerda que en los conflictos familiares nadie gana. Todos pierden. Aparentemente tú ganaste la contienda pero la verdad es que todos de una o de otra forma pierden. No dejes que los afanes de esta vida dañen la relación de pareja que Dios te dio.